Compartir archivos grandes fuera de la organización

Me acaban de pasar mis compañeros de consultoría una presentación absolutamente espectacular: se trata de un desarrollo para crear un “disco en la nube” para dejar a nuestros usuarios corporativos que intercambien archivos grandes entre sí o con externos. El máximo es de 50 GB.

Es un desarrollo a medida en Windows Azure, pero es que seguramente merece la pena por las facilidades que puede dar y los ahorros que puede traer en mensajeros, etc, sobre todo cuando hablamos de archivos de vídeo o similar, y por la necesidad que hay de intercambiar archivos de manera privada, sin estar pendiente de la administración de permisos en sistemas públicos.

Y con un 99,9% de disponibilidad por contrato.