Introducción

Cuando enciende una luz, simplemente quiere que funcione. Sabe que para que esto ocurra se necesita electricidad, pero en ese momento, los detalles de cómo llega la electricidad a la bombilla no son importantes. Es posible que no piense en que la electricidad se crea en una central eléctrica y viaja por una gran red de líneas de transmisión de alta tensión hasta su ciudad, por una subestación y, finalmente, llega a su casa.

Conexión de un conector para representar la electricidad que se va a entregar

El proceso de encender una luz se oculta detrás del simple hecho de pulsar un interruptor. En este momento, la electricidad se convierte en una utilidad, que tiene muchas ventajas. En primer lugar, solo paga por lo que necesita. Cuando compra una bombilla, no paga al proveedor de la electricidad por adelantado durante el tiempo que podría usarla. En su lugar, paga por la cantidad de electricidad que realmente usa. En segundo lugar, no se preocupa sobre cómo o cuándo las estaciones eléctricas se actualizan a la tecnología más reciente. Por último, no tiene que administrar el escalado de la electricidad. Por ejemplo, a medida que las personas se trasladan a la ciudad, puede estar seguro de que la luz permanecerá encendida.

Como profesional de la tecnología, sería bueno tener estas ventajas al desarrollar e implementar aplicaciones. El almacenamiento de datos, el streaming de vídeo o incluso el hospedaje de un sitio web, todo ello requiere la administración de hardware y software. Esta administración es un obstáculo innecesario al entregar la aplicación a los usuarios. Por suerte, hay una solución a este problema: la informática en la nube.

Objetivos de aprendizaje

En este módulo, aprenderá a:

  • Explorar servicios informáticos en la nube comunes
  • Explorar las ventajas de la informática en la nube
  • Decidir qué modelo de implementación en la nube es mejor para usted