Gastos de capital frente a gastos operativos

Anteriormente, las empresas tenían que adquirir infraestructuras y entornos físicos para iniciar sus negocios. La infraestructura y el hardware necesarios para iniciar cualquier negocio suponían un costo por adelantado considerable. La informática en la nube permite ofrecer servicios a los clientes sin tener que invertir grandes cantidades de dinero por adelantado ni dedicar mucho tiempo a preparar el equipo.

Estos dos enfoques relativos a la inversión se conocen como:

  • Gastos de capital: los gastos de capital hacen referencia a la inversión previa de dinero en infraestructura física, el IVA de cuyas facturas se podrá deducir posteriormente. Este tipo de gasto se hace por adelantado y tiene un valor que disminuye con el tiempo.

  • Gastos operativos: los gastos operativos son dinero que se invierte en servicios o productos y se facturan al instante. Este gasto se puede deducir de la factura con IVA durante el mismo año. No hay ningún costo por adelantado. Se paga por un servicio o producto a medida que se usa.

Costos de los gastos de capital de informática

Un centro de datos local típico incluye costos como los siguientes:

Costos de servidores

En esta área se incluyen todos los componentes de hardware y su costo de asistencia. Al comprar servidores, asegúrese de diseñar la tolerancia a errores y la redundancia, como clústeres de servidores, fuentes de alimentación redundantes y fuentes de alimentación ininterrumpida. Cuando sea necesario reemplazar un servidor o agregarlo a un centro de datos, tendrá que pagar por el equipo. Esto puede afectar al flujo de efectivo inmediato porque tendrá que pagar el servidor por adelantado.

Costos de almacenamiento

En esta área se incluyen todos los componentes de hardware de almacenamiento y su costo de asistencia. En función de la aplicación y el nivel de tolerancia a errores, el almacenamiento centralizado puede ser costoso. Para las organizaciones de mayor tamaño, puede crear niveles de almacenamiento en los que el almacenamiento con tolerancia a errores más costoso se use para las aplicaciones críticas y el menos costoso para los datos de menor prioridad.

Costos de red

Los costos de red incluyen todos los componentes de hardware locales, incluido el cableado, los conmutadores, los puntos de acceso y los enrutadores. Esto también incluye las conexiones a Internet y de red de área extensa (WAN).

Costos de copia de seguridad y archivo

Este es el costo de realizar copias de seguridad y copiar o archivar los datos. Las opciones podrían incluir la configuración de una copia de seguridad con la nube como origen o destino. Hay un costo por adelantado para el hardware y otros costos adicionales de mantenimiento de las copias de seguridad y los consumibles, como las cintas.

Costos de continuidad y recuperación ante desastres de la organización

Junto con la tolerancia a errores y la redundancia del servidor, tendrá que planear cómo recuperarse ante un desastre y seguir operativo. El plan debe consistir en crear un sitio de recuperación de datos. También podría incluir generadores de reserva. La mayoría son costos por adelantado, especialmente si crea un sitio de recuperación de datos, pero hay un costo adicional continuo para la infraestructura y su mantenimiento.

Costos de infraestructura del centro de datos

Estos son los costos de electricidad, espacio físico, refrigeración y mantenimiento del edificio.

Personal técnico

Según la tecnología que se use, necesitará personal y conocimientos técnicos para instalar, implementar y administrar los sistemas en el centro de datos y en el sitio de recuperación de datos

Costos de los gastos operativos de la informática en la nube

Con la informática en nube, muchos de los costos asociados a un centro de datos local recaen en el proveedor de servicios. En lugar de pensar en los costos del hardware físico y el centro de datos, la informática en la nube tiene otro conjunto de costos. Con fines de contabilidad, todos estos costos son gastos operativos:

Leasing de un servidor basado en la nube

Si tiene la concesión de un servidor o usa un servidor basado en la nube, el costo se basa normalmente en el modelo de pago por uso.

Leasing de software y características personalizadas

El uso de un modelo de pago por uso requiere la administración activa de las suscripciones para garantizar que los usuarios no utilicen de forma indebida los servicios y que las cuentas aprovisionadas no se empleen en vano. La facturación se inicia cuando el proveedor aprovisiona los recursos. Su responsabilidad es cancelar el aprovisionamiento de los recursos cuando no están en uso, para poder minimizar los costos.

El escalado se cobra en función del uso o la demanda, en lugar del hardware fijo o la capacidad.

La informática en nube se puede facturar de varias maneras, como el número de usuarios o el tiempo de uso de CPU. Sin embargo, las categorías de facturación también pueden incluir la RAM asignada, las operaciones de E/S por segundo (IOPS) y el espacio de almacenamiento. Establezca una previsión del tráfico de las copias de seguridad y del de la recuperación de datos para determinar el ancho de banda necesario.

Facturación en el nivel de usuario o la organización.

El modelo de suscripción (pago por uso) es un método de facturación de informática diseñado para organizaciones y usuarios. A la organización o al usuario se le facturan los servicios utilizados, normalmente de forma periódica. Puede escalar, personalizar y aprovisionar los recursos informáticos, incluidas las plataformas de software, almacenamiento y desarrollo. Por ejemplo, cuando se usa un servicio en la nube dedicado, puede pagar en función del uso y el hardware del servidor.

Ventajas de los gastos de capital

Con los gastos de capital, los gastos se planean al principio de un proyecto o período de presupuesto. Los costos son fijos, lo que significa que sabe exactamente cuánto se gasta. Esto es atractivo cuando tiene que predecir los gastos antes de iniciar un proyecto debido a las limitaciones del presupuesto.

Ventajas de los gastos operativos

La demanda y el crecimiento no se pueden prever y pueden superar las expectativas, lo que supone un reto para el modelo de gastos de capital, como se muestra en el gráfico siguiente.

En este gráfico se puede ver que la demanda esperada puede ser diferente a la real y de qué forma la demanda puede superar la infraestructura de gastos de capital.

Con el modelo de gastos operativos, las empresas que quieran probar un producto o un servicio nuevo no tienen que invertir en equipamiento. En su lugar, pagan por la infraestructura la cantidad que sea necesaria.

Los gastos operativos son especialmente interesantes si la demanda fluctúa o no se conoce. Habitualmente se dice que los servicios en la nube son ágiles. La agilidad de la nube es la capacidad de cambiar rápidamente una infraestructura de TI para adaptarse a las necesidades cambiantes del negocio. Por ejemplo, si el servicio aumenta considerablemente un mes, puede adaptarse a la demanda y pagar más ese mes concreto. Si el mes siguiente cae la demanda, puede reducir los recursos usados y pagar menos. Esta agilidad le permite administrar los costos de forma dinámica y optimizar el gasto a medida que cambien los requisitos.