Crear una experiencia de incorporación interesante

Gracias a una incorporación efectiva, los nuevos empleados pueden realizar sus tareas de manera más eficaz a la vez que van adquiriendo un sentido de pertenencia en su nuevo rol. El proceso de incorporación puede ayudar a los empleados a comprender su nuevo rol de manera rápida y fiable y les permite establecer relaciones duraderas que les permitirá alcanzar el éxito. Recuerde que si el proceso de incorporación no se hace como es debido, es posible que los empleados nuevos se cuestionen el por qué se unieron a su organización. Un estudio que realizó Gartner en 2014, muestra que casi un tercio de los 1.005 encuestados que dejaron un trabajo en los seis primeros meses lo hicieron porque las instrucciones que les proporcionaron sus jefes no fueron concisas, su formación no fue eficaz o porque no pudieron relacionarse con sus compañeros o adaptarse al nuevo entorno.

Tenga preparado un programa de incorporación

Es importante que entienda cómo y dónde puede mejorar el proceso de incorporación. Las siguientes preguntas le ayudarán a analizar y mejorar el proceso de incorporación de forma sistemática.

  • ¿Cuál es su índice de conservación?
  • ¿Los nuevos empleados realizan como es debido todas sus tareas de incorporación?
  • ¿Cuánto tiempo necesita un nuevo empleado para adaptarse?
  • ¿Cómo están de satisfechos los nuevos empleados?

No espere hasta el primer día de trabajo de su empleado para iniciar el proceso de incorporación. Este proceso debe comenzar cuando el nuevo empleado tenga una fecha de inicio. Normalmente este proceso se denomina proceso previo de incorporación como "preincorporación". Esta es su oportunidad de reafirmar el interés de sus nuevos empleados por la empresa, promover las relaciones y demostrar los valores y la cultura de su empresa.

Una de las actividades de preincorporación más importante es preparar a los nuevos empleados para su primer día de trabajo. Esto puede ser algo bastante estresante para ellos. Puede reducir su nerviosismo creando una lista de comprobación y una agenda para su primer día.

Qué incluir en una lista de comprobación

  • Qué debe llevar el empleado: una foto de carnet e información bancaria.
  • Código de vestimenta, si es que la empresa tiene uno.
  • Formas de llegar a la oficina.
  • El nombre de una persona de contacto o, mejor, un compañero de contratación.
  • Manuales o directivas de la empresa que se deban leer.

Bonificación

  • Ofrézcale algún obsequio de la empresa como una camiseta o una taza.
  • Envíele mensajes de vídeo del equipo dándole la bienvenida a la empresa.
  • Incluya una bienvenida personalizada del director u otro ejecutivo.
  • Haga que su primer día sea especial.

No permita que una mala experiencia el primer día de trabajo ponga en duda la decisión de su nuevo empleado de participar en la empresa.

Crear una buena primera impresión

Cree un programa para ese día y compártalo con su nuevo empleado. No se limite a proporcionar datos orientativos. Asegúrese de darle un toque divertido: presénteselos a sus compañeros y enséñeles la oficina. Haga que otros empleados participen. Hágales saber que alguien nuevo se unirá a la empresa. No se olvide de aquellos que trabajan en los departamentos de TI, pagos y otros departamentos administrativos. Asegúrese de que los nuevos empleados tienen todo lo necesario para comenzar a trabajar. Esto incluye un área de trabajo, un ordenador y las credenciales necesarias, software y herramientas. Céntrese en las relaciones en vez de en la burocracia.

Las relaciones son la clave para conseguir que sus nuevos empleados comiencen con buen pie. Es más, gracias a ellas sus empleados desarrollarán un sentimiento de comunidad y pertenencia a la empresa.

  • Encuentre un experto o empleado modelo de la empresa y asígneselos al nuevo empleado como compañero de incorporación.
  • Conecte con los nuevos empleados creando comunidades relacionadas con el trabajo o grupos de interés. Estas es una manera genial de encontrar instructores o mentores.
  • Comparta los perfiles de los miembros del grupo (preferiblemente con antelación) para agilizar la comunicación, compartir conocimientos y trabajar en red.
  • No se olvide de incluir comunidades en las redes sociales o eventos que puedan adaptarse a los objetivos personales del empleado.

Proporcionar formación

Proporcione a su empleado la confianza y las herramientas necesarias para que pueda conseguir el éxito. Para ello, debe definir sus responsabilidades de manera concisa y establecer expectativas que indiquen cómo obtener resultados. A continuación, cree un plan de formación que se centre de las aptitudes necesarias para poder cumplir con los objetivos. No se centre en formaciones que solo se basen en el cumplimiento de objetivos.

Establecer fundamentos claros

Establezca puntos de control y canales de retroalimentación entre usted y su nuevo empleado. Cree todas las oportunidades que pueda para ayudar a su empleado a corregir posibles errores. Encárguese de las incidencias antes de que se conviertan en problemas o, peor, conduzcan a casos de renuncia.

Programe reuniones personalizadas con el nuevo empleado antes de que termine su primera semana. Esta es una gran oportunidad para discutir expectativas, estilos de trabajo y crecimiento profesional.

Defina objetivos de 30, 60 y 90 días para los miembros más nuevos del equipo. Una vez establecidos esos objetivos, asegúrese de comprobar con regularidad el progreso conseguido.

Medir y optimizar

Al desarrollar un nuevo programa de incorporación, preste atención a las preguntas siguientes.

  • ¿Está mejorando el índice de abandono?
  • ¿Ha aumentado la satisfacción entre los nuevos empleados?

Tenga en cuenta estos detalles y realice pequeñas mejoras con cada nuevo empleado.